Lemoshe
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Muchas veces, y sin darnos cuenta, pasamos el día juzgandonos, haciéndonos pensar que no vamos bien vestidas, que no estamos peinadas, que nuestro estilo no es el adecuado, que no vamos a agradar a nadie, que si comemos de ésto o de lo otro, vamos a engordar etc. un sin fin de prejuicios que rondan a diario nuestra cabeza.

En la entrada de hoy y como forma de celebración del mes de la mujer, queremos dejarte un mensaje sobre el amor propio y la belleza interior, la cual es incluso más difícil de cuidar y cultivar que nuestra belleza exterior. 

Nuestra vida diaria es a menudo estresante y agotadora. Por ello es primordial tomarse un tiempo para mantener sano el espíritu, dejando atrás los malos pensamientos y atrayendo aquellos positivos, que aportan a nuestra esencia y ser. 

Solo a través de una vida equilibrada hallaremos armonía y paz interior. Para ello, debemos trabajar en nuestro aspecto (belleza exterior), así como en nuestro sentir (belleza interior). Simplemente, la una no se logra sin la otra. 

Empieza por provocar pensamientos positivos, estimula un poco tu ego y asume actitudes de éxito. Diseña un plan para lograrlo, luego, fija un tiempo determinado para alcanzarlo y nunca te apartes de ello. Incrementa la confianza en ti misma y en tus habilidades para alcanzar siempre lo que deseas.

Es también fundamental que evalúes tu autoestima. Conócete a fondo y asume compromisos contigo misma. Escribe tus cualidades y virtudes, tus potenciales talentos y por supuesto, tus defectos. Analiza cómo estás manejando tu vida, ¿qué estás cumpliendo?, ¿por qué o quién estás trabajando? ¿a dónde quieres llegar? etc.

Por último, analiza y destierra tus miedos e inseguridades. Tu eres la única protagonista de tu vida, haz de ella la mejor película.

A continuación, te dejamos algunas prácticas y ejercicios que te ayudarán a encontrar un poco de armonía y equilibrio interior:

  • Una vida equilibrada también influye de forma positiva en tus sentimientos, tu armonía interna y tu apariencia. 
  • Para vivir en armonía contigo misma, es importante que te interrogues todo el tiempo, ¡vamos! hazte preguntas ¿qué es eso que quieres alcanzar? ¿qué te detiene?
  • ¿Disfrutas de tu trabajo? Una vez tengas claro lo que quieres lograr, define un plan de acción para conseguirlo y prevalecer.
  • El tiempo libre es un momento clave para relajarte y disfrutar con tus seres queridos, no lo desperdicies.
  • Resérvate algún momento de día para ti y solo para ti, esto es primordial para equilibrar tu belleza (exterior e interior)
  • No te olvides del amor. El tiempo que pasas con tu pareja o seres queridos, ayuda a dejar atrás la rutina y encontrar paz interior.

Creciendo interiormente, podremos proyectar una imagen con calidad, excelencia atrayente y magnética.

Sigue este pequeño ritual de cuidado para cultivar tu belleza interior:

Siéntate con la espalda bien erguida, y respira lentamente sintiendo cómo se lleva todo tu cuerpo de aire. Mientras lo haces, intenta no pensar en nada, sólo sentir tu cuerpo, escuchar tu respiración. Verás como tras unas pocas respiraciones empiezas a sentirte mejor. Luego, piensa en ti, en lo que te gusta y lo que te gustaría hacer o ser.

Al final de un largo día, un pequeño programa de cuidado en casa será ideal para cuidarte. Prepara un baño caliente, aplícate una mascarilla facial y disfruta de la calma. Después, acurrúcate en el sofá con una taza de té y un buen libro, y verás qué pronto recuperas el equilibrio interior y empiezas a cultivar tu espíritu. 

Sé siempre lo más importante para ti misma. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X